Montolivo: Dear Fiorentina…