Montolivo: Milan needed a jolt